Inicio

Semana 1 de embarazo: sin síntomas

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

La duración aproximada de un embarazo es de 280 días, lo que se traduce en 38 semanas desde que tuvo lugar la fecundación del óvulo —y 40 semanas desde la fecha de la última menstruación—.

Si se toma en cuenta esto, la primera semana de gestación aun no habrá embarazo como tal porque la mujer tendrá la regla. Así lo afirman desde Bebes y más. Es por ello que los síntomas como tal no harán su aparición, ya que se desconocerá que hay embarazo.

Aunque es «oficialmente» la primera semana, la concepción no llegará hasta dos semanas después, con la ovulación de la mujer. En ese momento, el tamaño del bebé será como el de una «semilla de amapola», como aseguran desde Mi bebé y yo.

Revisión previa
Cuando se comience a planear un embarazo, la mujer deberá hacerse una revisión para comprobar que todo marcha correctamente en su cuerpo. Seguramente, el ginecólogo le realice una citología, una ecografía y una mamografía —en caso de superar los 40 años—.

También será importante que esté vacunada de la varicela y rubéola, al menos un mes antes de la gestación.

Pautas antes del embarazo
Si una pareja busca tener un hijo, hay algunos conceptos básicos que la mujer debe conocer como, por ejemplo, el suplemento de ácido fólico. Al menos un mes antes de quedar embarazada, este accesorio evitará defectos en el tubo neural del bebé, estructura básica del sistema nervioso. Se forma en las primeras semanas, incluso antes de saber que se está embarazada.

Cuidar la alimentación y mantener un estilo de vida saludable es clave, así como dejar el tabaco y alcohol, hábitos muy nocivos para el futuro bebé. Hay que evitar determinados alimentos, como los lácteos no pasteurizados o manipulados indebidamente.

Para los medicamentos también hay que tener especial cuidado, ya que no todos pueden ingerirse cuando se está embaraza o, al menos, se cree estarlo. El único seguro, sin receta, es el paracetamol.

Cómo cambia el cuerpo por dentro
Como exponen desde Mi bebé y yo, los cambios en el estado de ánimo tardarán alguna semana en aparecer. Estos son cansancio, sueño, más sensibilidad en los pechos, naúseas... Algunos de los síntomas que la mujer puede sentir es presión en la pelvis o ganas de orinar todo el rato.

Etiquetas: