Inicio

Monólogo y liderato de Lorenzo

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

En cinco ocasiones había ganado Jorge Lorenzo en Le Mans, el que más triunfos había conseguido. Suma uno más en esta edición del Gran Premio de Francia. De forma demoledora y desde la «pole», el balear se acerca a Márquez en el Mundial de MotoGP, gracias también a una caída del de Honda, que luchó hasta el final por arañar tres puntos. Por detrás de él llegaron Valentno Rossi y Maverick Viñales, primer podio para el piloto de Roses.

[Así hemos contado el directo]

Casi no es noticia que Jorge Lorenzo realice una salida espectacular que lo situá desde el semáforo en la rampa de despegue hacia la victoria. Lo que ya había dejado de ser noticia es que en MotoGP se produjeran tanto lío entre un pelotón con grandes nombres como Rossi, Pedrosa o Márquez, y con otros que quieren su espacio en la portada: Pol Espargaró, Aleix Espargaró, Cal Crutchlow, Maverick Viñales. Las curvas de este pequeño circuito de Le Mans también favorecieron esos «uys» constantes y los cambios de posiciones en apenas metros.

Se tranquilizaron los ánimos a partir de la tercera vuelta, con un Lorenzo imperial que fue ganando metros. Iannone y Dovizioso fueron los únicos que se engancharon a la Yamaha, pero se enredaron de nuevo en una pelea entre ellos. La cara para Dovizioso, que ganó la segunda plaza en un adelantamiento limpio; la cruz para Iannone, que después de un par de vueltas, se encontró con otra caída en su historial de este curso 2016.

Así, Lorenzo no necesitó mucho más para no sufrir por su victoria, la sexta en este Le Mans que tanto le gusta. «La carrera se me ha hecho muy larga. Quería mantener el ritmo y no perder la concentración, en ningún momento cerré el acelerador. Respiré cuando Márquez y Dovizioso se cayeron. Sabía que podía ganarla y con esa caída de Márquez le saco cinco puntos en la clasificación general. Muy, muy contento».

Por detrás, la situación continuaba enredada. Había velocidad y ganas por parte de muchos pilotos por luchar por el podio. Márquez acosó a Dovizioso, pero fue Rossi el más listo del grupo para superarlos a los dos. Muy fino el italiano y con mucha confianza les metió la moto para decirles que está muy fresco para ganar su décima corona. Y sonrió «Il Dottore» cuando a falta de 15 vueltas descubrió que sus perseguidores se habían ido al suelo.

De una forma sincronizada, Márquez y Dovizioso encontraron un extraño en la pista en la curva ocho y se arrastraron en paralelo. El español todavía consiguió mantenerse en carrera para arañar tres puntos al terminar decimotercero. No así el italiano, que se marchó a los boxes con un cero en su casillero. Del río revuelto, un espectacular Marverick Viñales logró por fin su primer podio de la temporada. Un tercer puesto que le resarce de la caída en Argentina cuando estuvo a pocos metros de conseguirlo.

«Perdí mucho tiempo al principio porque hice una salida muy mala. Pero después tenía mejor ritmo y logré acercarme a Márquez y Dovizioso. Lorenzo ya estaba demasiado lejos», explicaba Rossi contentísimo con los 20 puntos en un fin de semana complicado.

Etiquetas: