Inicio

La FIBA diseña el Mundial más difícil de la historia

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

España es desde el pasado fin de semana una de las 17 selecciones clasificadas ya para el Mundial de 2019. Quedan, por tanto, otros 15 equipos más que saldrán de los diferentes procesos de clasificación aún abiertos a lo largo de todo el mundo. En total, la FIBA hará sitio a 32 conjuntos nacionales en China, donde buscarán derrocar a Estados Unidos, actual campeón.

Para conseguirlo tendrán que superar un sistema de competición complicado que exigirá estar a tope desde el primero hasta el último día. La FIBA ha eliminado los octavos de final, presentes en la Copa del Mundo desde 2006, y en su lugar ha instaurado una doble fase previa a los cruces.

Habrá que superar dos rondas para estar en cuartos de final. Dos grupos de cuatro equipos que no permitirán ni un despiste. Los 32 clasificados se dividirán en ocho grupos de cuatro y de ahí saldrán los que disputarán una segunda fase de cuatro grupos con otros tantos equipos (acumulando las victorias y las derrotas de esa primera fase). Los dos mejores de cada grupo serán los que pasen a cuartos de final. El próximo sábado se sabrá qué equipos serán cabezas de serie en el sorteo.

Plazas para los Juegos Olímpicos
Uno de los puntos importantes del Mundial, más allá de las tres medallas que se reparten, es la clasificación para los Juegos de Tokio 2020. En China habrá siete equipos que se clasificarán para esa cita olímpica, pero no serán los que acaben más arriba.

Para determinarlo, se tendrá que tener en cuenta la cuota de continentes. Irán, por tanto, los dos mejores europeos, los dos mejores americanos, el mejor africano, el primero de oceanía y el mejor asiático. Los que se queden fuera de ese reparto, tendrán que acudir a un preolímpico durísimo que repartirá otras 4 plazas entre 24 participantes.

Etiquetas: