Inicio

El mejor Nadal apunta a otro hito ante el aspirante Thiem

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

Uno, dos tres, zas. Uno, dos, tres, zas. El entrenamiento de Rafa Nadal antes de la final de Roland Garros incluyó ese ejercicio: un golpe, dos golpes, tres golpes y latigazo final. Así quiere afrontar el partido de hoy contra Dominic Thiem (15.00 horas, Eurosport, DMax y ABC.es): puntos cortos y evitar que el rival se pueda meter en pista. Nadal quiere mandar en su reino, en su casa, en el torneo que ha ganado en diez ocasiones en catorce años. Y va a por el undécimo.

Enfrente, un Thiem que se ha acercado a la solución del enigma. Ha ganado en tres ocasiones a Nadal en tierra batida: semifinales de Buenos Aires en 2016, cuartos de Roma 2017 y cuartos de Mutua Madrid Open en 2018. Pero esto es París.

«Hemos ido aprendiendo de las lecciones de otros partidos y sabemos que tenemos que ser agresivos, mantenerlo lejos de la línea de fondo, que no pueda situarse en buena posición de ataque. Es un jugador que asume muchos riesgos. Cuanto más forcemos su posición, más va a fallar», analizó Carlos Moyà sobre Thiem, un jugador al que le alaba ser el más especialista en tierra de cuantos hay en las alturas del tenis mundial. «Juega más atrás, más pesado, cambiando alturas. Controla mejor la superficie. Y es verdad que es el único que ha podido ganar a Rafa en los últimos tiempos. Pero Rafa llega bien, ha perdido solo un set y está en un momento muy bueno. Ha respondido cada vez que se le ha exigido», apuntó también sobre su pupilo, en su undécima final.

Una circunstancia que le otorga el papel de favorito por mucho que repita que esto «no es lo lógico». Pero los datos indican su superioridad en esta plaza: 85 victorias y solo dos derrotas. Algo que pesa en sus rivales, incluido Thiem. «Mentalmente es un jugador que a cinco sets puede tener más altibajos que Rafa. Por la experiencia y por ese tipo de juego que tiene con más riesgo. Es verdad que desde el año pasado, está gestionando mejor esos momentos, pero a cinco sets, la historia dice que Nadal tiene diez títulos y es por algo», continuó el mallorquín.

Al equipo del austriaco también le preocupa esa batalla mental en la que Nadal, por el momento, es maestro, como demostró en la semifinal ante Juan Martín del Potro, sin jugar bien el primer set, levantó seis bolas de break y acabó arrollando al argentino. «Mañana [por hoy] es una novedad para Domi, la final, pero esperemos que salga con determinación, convencido de que puede ganar. Si entramos derrotados vamos a hacer tres juegos y fuera. Físicamente no hay problema porque es una bestia y está preparado para jugar siete horas, pero es más ver si puede mantener el nivel mental durante ese tiempo. Ha ganado madurez, y además, aunque la presión la lleve dentro, no es el favorito. Si él es capaz de hacer su partido estará igualado», analiza para ABC Galo Blanco, entrenador del austriaco, consciente de la empresa que se le presenta a su pupilo. «Veremos si puede dar la sorpresa. Complicado porque para ganar a Rafa, hay que rezar para que no tenga un buen día y nosotros debemos tener un gran día. Pero hay que estar ahí. Domi sabe cómo juega Rafa y Rafa sabe cómo juega Domi. No hay secretos. Es salir a la pista y que cada uno pueda hacer su juego. El que mejor pueda hacerlo más ventaja sacará», continuó. ¿Es el único que puede ganarle? «No. Es de los pocos, pero si en 12 años solo ha habido solo dos que lo han logrado... Todos tenemos un plan, pero para jugar contra Rafa hay que tener un plan A, B, C, D, y hasta Z. Si dejas que Rafa te domine te va a matar».

Etiquetas: