Inicio

El enfado de Cristiano Ronaldo

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

Decía un conocido director de un periódico deportivo que cuanto mayor era la goleada de un partido del Real Madrid, más ejemplares se vendían al día siguiente: «Si caen cinco o seis, mejor que cuatro», insistía. Su reflexión también es válida para el estado de ánimo y confianza de los jugadores, sobre todo cuando un equipo no está atravesando por un momento óptimo. Cuanto más holgada es una victoria, mayor felicidad y calma se instala en el vestuario: «Esta victoria es muy importante, para nosotros y también para Cristiano y Benzema, que viven del gol. Además ya nos hemos clasificado para octavos. Ha sido una jornada redonda», explicaba Zidane.

Necesitaba el Real Madrid una contundente goleada como la de anoche en Nicosia para ahuyentar fantasmas. Un resultado abultado edificado con autoridad, buen fútbol y sonrisas. Sobre todo en el rostro de Benzema, que 279 días después volvió a marcar en la Champions: «Benzema es bueno y a los buenos les pedimos más. Ya son 10 años en este club, y parece que siempre tiene que ser un poco mejor que los demás, pero es un jugador que no sufre por las críticas. Simplemente, es como yo y alguna veces se lo guarda para él».

Nueves meses ha necesitado Karim para celebrar un tanto en Europa. Su última presa databa de febrero, en la ida de los octavos ante el Nápoles. Anoche, se marchó de Chipre con un doblete balsámico: «¿Las críticas? Son parte de mi vida, pero vamos a cambiar esto con goles y más asistencias. Lo puedo hacer. Da más confianza el resultado de hoy, metimos seis goles y no encajamos ningún tanto».

La actuación de Benzema en el GSP Stadium también le sirve para darle luz a sus discretos números de esta temporada, en los que hasta ayer solo había sumado dos tantos. Uno en la Supercopa contra el Barcelona y otro en Liga frente al Getafe: «Marcar goles es muy importante, pero puedo hacer más cosas. Si puedo ayudar con un pase o un movimiento, lo hago». Hasta Lineker, en su cuenta de Twitter, no tuvo más remedio que felicitar al ariete galo tras varias semanas dándole palos: «Benzema ha vuelto».

Ocho goles en Europa
A la noche de redención también se sumó Cristiano, asistencia y otro doblete, cuya velocidad en Europa está varias marchas por encima que la de la Liga. Ocho tantos en cinco partidos y enfado a la papelera, aunque no con los medios , a los que criticó en zona mixta por no reflejar lo que él realmente habla, refiriéndose a sus palabras tras el partido de Wembley en las que aseguró que la plantilla de esta temporada era igual de buena que la del pasado curso pero tenía menos experiencia: «¿Para qué voy a hablar? Luego escribís otras cosas que yo no he dicho».