Inicio

Nutrición y Dietética

Entre todas las bebidas blancas, la leche de vaca es la más completa



Diferentes tipos de leche

Ante el aluvión de bebidas blancas en el súper, toca decidir cuál debería llevarse a casa, y la ganadora es... la leche de vaca.

Una visita al lineal de la leche de cualquier gran superficie basta para darse cuenta de que la "familia láctea" ha crecido: a las clásicas (de vaca: entera, semidesnatada, desnatada) se han unido las enriquecidas, la de cabra, la de soja, avena, arroz o almendras. Pero no todo es leche. Hay que fijarse bien en el etiquetado para comprobar que en muchos casos la denominación es "bebida vegetal" o "bebida láctea". La Unión Europea solo permite el uso de la palabra "leche" para referirse a la de origen animal, según el Reglamento Europeo 1308/2013.

Aceites vegetales, ¿son todos saludables?



Aceites VegetalesHay que saber diferenciar los diferentes tipos de aceite de oliva y otros aceites vegetales como el de girasol, el de coco o el de palma. El aceite más recomendable para el ser humano es el de oliva virgen extra.

El aceite de oliva virgen extra es un alimento saludable: esto es un hecho constatado. Pero ¿estamos seguros de que el aceite de oliva que consumimos merece realmente esta calificación? La doctora Ana María Luzón Peña, miembro de Saluspot y especialista en nutrición y estética nos explica cómo diferenciar los diferentes tipos de aceite de oliva y así como las características de otros aceites vegetales.

Algunas grasas de origen animal pueden ser perniciosas para nuestra salud, pero, ¿todos los aceites vegetales tienen propiedades beneficiosas? Cuando miramos la composición de un producto y vemos que figura el aceite vegetal, parece que podemos bajar la guardia pero ¿es esto cierto en todos los tipos de aceite vegetal?

Suplementos antioxidantes pueden acelerar el envejecimiento y el avance del cáncer



Suplementos vitamínicosUn estudio con ratones muestra que una mayor oxidación de las células ayuda a que la piel se repare mejor, pero el efecto se revierte cuando los animales son mayores.

En los años cincuenta, Denham Harman, investigador de la Universidad de California en Berkeley (EE UU), propuso que los culpables del envejecimiento eran los radicales libres, unos compuestos que oxidaban el organismo. Estos radicales se producen como resultado de actividades básicas para la vida como respirar, y en algunos casos son importantes para defender al organismo frente a gérmenes o algunos tipos de tumor. Sin embargo, algunos hábitos nocivos como el consumo de alcohol o tabaco pueden introducir en el organismo un exceso de radicales libres que oxiden demasiado las células y aceleren el envejecimiento.

El aceite de oliva y los frutos secos de la dieta mediterránea retrasan el deterioro cognitivo



Aceite de Oliva y Frutos SecosUna alimentación con aceite de oliva y frutos secos es rica agentes antiinflamatorios y antioxidantes. 

La dieta mediterránea, con consumo de aceite de oliva virgen y frutos secos, retrasa el deterioro cognitivo de las personas asociado al envejecimiento, según un estudio llevado a cabo por el Hospital Clínic y cuyos resultados publica este lunes la revista JAMA Internal Medicine.

El estudio, que ha hecho un seguimiento durante cuatro años de 447 voluntarios, con una media de edad al inicio de 67 años, figura dentro del proyecto PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) y ha revelado que las personas que siguen esta dieta complementada con aceite de oliva virgen extra o frutos secos tienen una mejor función cognitiva que las personas asignadas a la dieta control.

Una dieta rica en fibra reduce el riesgo de cáncer de colon



Fibra alimentaria y cáncer de cólonLa alimentación 'occidentalizada' rica en proteínas y baja en fibras favorece este tipo de tumor. Es probable que nunca sea tarde para modificar el riesgo de cáncer de colon.

Más fibra y menos proteínas podrían ser las recomendaciones de una dieta dirigida a prevenir, o la menos reducir, el riesgo de cáncer de colon. Lo asegura una investigación de la Universidad de Pittsburgh que ha analizado el impacto que tiene un cambio de dieta, de apenas dos semanas, en un grupo de afroamericanos . Y los resultados mostraron un cambio importante en su flora intestinal, las bacterias que podrían proteger ante el riesgo de cáncer. El estudio se publica en «Nature Communications».

Páginas

Suscribirse a Nutrición y Dietética