Inicio

Cálculo del Indice de Masa Corporal (IMC) o Indice de Quetelet



Versión para impresiónEnviar por emailPDF version

Indice de Masa Corporal - IMCLa importancia de la valoración de la situación nutricional radica en que para alcanzar y mantener una salud óptima, el estado nutricional debe ser el correcto. Cuando la ingesta de energía y nutrientes es insuficiente, el organismo intenta adaptarse, mejorando los procesos de absorción, disminuyendo las pérdidas o utilizando las reservas. Sin embargo, estas adaptaciones pueden ser insuficientes y producirse deficiencias subclínicas que tienen ligeras repercusiones funcionales.

Si la situación de deficiencia nutricional se mantiene y agrava, las reservas se agotan y se producen cambios en los procesos metabólicos en los que intervienen los nutrientes. Hay alteraciones físicas que se ponen de manifiesto con cambios en la composición corporal y signos clínicos de deficiencia. Este problema es al principio reversible, pero puede conducirnos a la muerte.

En las situaciones de exceso de nutrientes el organismo también intenta adaptarse, aumentando las pérdidas, o aumentando el gasto energético en el caso del exceso de energía. Pero también se producen alteraciones físicas, especialmente en los casos de exceso de ingesta energética que se traducen en cambios en la composición corporal y situaciones de sobrepeso y obesidad.

Una de las razones por la que tiene interés el estudio de la composición corporal es que ésta condiciona la supervivencia y calidad de vida de los individuos: un cambio en la composición corporal indica bien un problema de salud o un problema nutricional. Además, la composición corporal condiciona las necesidades de energía y nutrientes de los individuos, y los cambios en el estado nutricional pueden reflejarse en la composición corporal, aunque hay que tener en cuenta que se reflejan los cambios producidos a largo plazo.

La antropometría se caracteriza por ser un método de estudio de la composición corporal objetivo y no invasivo. Las medidas que hay que realizar son sencillas, rápidas y económicas. Esto no significa que cualquiera pueda tomarlas, ya que como cualquier otra técnica se necesita instrumental adecuado y preciso, y personal convenientemente entrenado. Además se debe seguir un protocolo perfectamente estandarizado para que los resultados sean comparables.

 

Medidas antropométricas

Las medidas antropométricas básicas y que todos conocemos son el peso y la estatura.

La medida del peso es muy fácil de obtener. Debe evaluarse con el sujeto sin ropa o con ropa interior, y emplear balanzas calibradas con una precisión mínima de 100 g. En el caso de individuos que no pueden permanecer sin apoyo por tener algún tipo de discapacidad se emplean básculas de silla o básculas de cama.

Además, en el caso de que no se pueda medir directamente el peso a causa de una enfermedad o lesión, se puede estimar el peso a partir de otras medidas (ver tabla 1).

La talla o estatura es un parámetro fundamental para valorar el crecimiento, aunque es menos sensible que el peso a las deficiencias nutricionales, ya que sólo se ve afectada en situaciones de desnutrición prolongadas, y especialmente en los niños. Para valorarla se emplean tallímetros o estadiómetros.

El individuo debe estar descalzo y llevar poca ropa para que pueda ver la posición del cuerpo. El peso debe estar repartido por igual entre ambos pies, los talones juntos y en contacto con la tabla o pared, al igual que espalda y nalgas. La cabeza debe colocarse de forma que el plano de Frankfort sea paralelo al suelo.

En algunos casos la talla puede ser difícil de medir. En el caso de los niños más pequeños, los menores de 2 años, o que aún no se mantienen de pie, la medida se toma acostada, y en ese caso hablamos de longitud tumbado. Hay que tener en cuenta que la longitud tumbado suele ser mayor que la estatura.

En el caso de las personas de edad avanzada o con problemas de cifosis u otros problemas posturales es posible que ni siquiera se pueda tomar la medida de longitud tumbado. En ese caso se suele estimar la altura a partir de otras medidas corporales, como por ejemplo la altura de la rodilla. Esta medida se toma con el individuo tumbado de cubito supino, con la rodilla flexionada 90º con la pierna. A partir de diferentes fórmulas, como la de Chumlea, se puede estimar la estatura del adulto (ver tabla 1).

Peso estimado (Chumlea y col., 1989)

Varones: (0.98 x circ. Pantorrilla) + (1.16 x altura de rodilla) + (1.73 x circ. Brazo) + (0.37 x pliegue subescapular) ­- 81.69

Mujeres: (1.27 x circ. Pantorrilla) + (0.87 x altura de rodilla) + (0.98 x circ. Brazo) + (0.4 x pliegue subescapular) - 62.35

Talla estimada (Chumlea y col., 1989)

Varones: 64.19 - (0.4 x edad) + (2.02 x altura de rodilla)

Mujeres: 84.80 - (0.24 x edad) + (1.83 x altura de rodilla)

TABLA 1: Indices antropométricos más empleados.

Se puede usar la talla estimada a partir de la altura de la rodilla para calcular índices indicadores del gradode sobrepeso (como el Índice de Masa corporal o IMC) en casi todas las personas de edad avanzada.

 

Relaciones peso-talla

El peso y la talla por si solos no proporcionan mucha información. Por eso se relacionan entre sí en dife­rentes índices, como por ejemplo el Indice de Masa Corporal (IMC) o Indice de Quetelet, que relaciona el peso con el cuadrado de la talla, en kg/m2. Este índice es un buen indicador de exce­so de grasa en adultos sedentarios, pero no es apropiado en los sujetos físicamente muy activos ya que no distingue entre el peso de grasa o el peso de músculo.

La sencillez de su cálculo y la buena correlación que presenta como predictor de morbi-mortalidad hace que sea el índice más empleado como indicador de situación nutricional. Para la población adulta existen diferentes valores de normalidad y límites para establecer diferentes grados de nor­malidad y desnutrición (ver tabla 2):

Valoración nutricional según IMC
TABLA 2: Situación nutricional valorada a partir del IMC. Fuente / Consenso Español para la Evaluación de la Obesidad, SEEDO, 2000.

En los adultos los valores de IMC que definen el sobrepeso o la delgadez son independientes de la edad. Sin embargo, en el caso de los niños, hay que emplear curvas de IMC para la edad con el fin de poder interpretar adecuadamente los valores del IMC calculado. Como norma general se considera situación de sobrepeso los casos en que se supera el percentil 85 para la edad y obe­sidad cuando se supera el percentil 97.

En el caso de los ancianos, los valores de normalidad del IMC pueden ser mayores, ya que aun­que tanto el sobrepeso como la delgadez parecen implicar un riesgo de mortalidad, en las perso­nas de edad avanzada la delgadez implica un riesgo mayor que el del sobrepeso, especialmente en el colectivo femenino. Por eso, autores como Bray (1987) proponen el empleo de otros puntos de corte para definir la normalidad (ver tabla 3).

Valores de IMC
TABLA 3: Valores de IMC que definen la normalidad en adultos en función de la edad. Fuente / Bray, 1987.

 

Cálculo del Indice de Masa Corporal

Calcule su índice de masa corporal (IMC)

Para que se pueda calcular su IMC, debe indicar la estatura y el peso.

  • (kg)
  • (cm)
Su IMC es

TABLA 4: Calculadora del IMC. Nota: No admite decimales. El resultado sale en números enteros.

 

 

Imágenes relacionadas: 
Indice de Masa Corporal - IMC
IMC en niños y niñas
IMC en kilogramos y libras
Valores IMC en adultos según edad
Situación nutricional valorada a partir del IMC
Clasificado en: